Cultura | Vida Canina

Tenencia Responsable como Estilo de Vida

LA TENENCIA RESPONSABLE COMO UN ESTILO DE VIDA

Desde nuestra mirada, la tenencia responsable está basada simplemente, en la armonía de la interacción de un vínculo. Es decir que se construye y afianza la relación en base al aspecto positivo y negativo, de esta manera se internaliza el VINCULO y éste pasa a formar parte del mundo interno de ambos. El  espacio vincular generado puede resultar gratificante o frustrante.

Por lo tanto el éxito de una Tenencia Responsable está dado por el cumplimiento de ciertas

Obligaciones Básicas del dueño en relación a las necesidades del perro.

Las necesidades del perro comprenden aquellas cuestiones que favorecen al equilibrio físico, mental y emocional  de nuestras mascotas:

CUIDADO FÍSICO

A)       La Alimentación (agua y comida): Los alimentos aportan energía y nutrientes al organismo para su desarrollo. Pero estos tienen que ser los adecuados para cada etapa de la su vida, por lo tanto, es importante respetar la calidad y cantidad de los mismos y sobre todo en el primer año.

B)       Las Necesidades Fisiológicas: Los perros eligen hacer sus necesidades lejos del lugar donde comen y duermen, es por ello que es necesario asegurar una rutina de salidas para darles esa posibilidad. En el caso de contar con ella, si el perro continua haciendo adentro habrá que ver qué le está pasando (problemas de dominancia, ansiedad, etc.)

C)       El Descanso: Deberán tener un lugar cómodo y sobre todo tranquilo para dormir. Generalmente los perros duermen en lugares de paso y esto no genera un buen descanso y a futuro puede provocar accidentes.

D)      La Sanidad: La importancia de la atención veterinaria y las vacunas no sólo es un cuidado para la integridad física del perro sino también para los demás. Ya que sin las vacunas adecuadas o sin la aplicación de la misma en los términos correspondientes puede contagiarse enfermedades provocando un riesgo, tanto para perros como personas.

E)      La Actividad Física: Posibilitar el desarrollar de sus capacidades depredatorias, exploratorias y sociales de forma lúdica y segura beneficia potencialmente el equilibrio socio-emocional de las mascotas

CUIDADO MENTAL

El plano mental comprende tanto las aptitudes instintivas como las posibles adquiridas.

Las primeras son las que están pre-programadas en el cerebro, es decir que “ya vienen con los perros”, y las adquiridas son todas las experiencias que el perro se apropiara de su interacción con el medio.

F)        La Educación: La podemos dividir en tres aspectos: ambiental, social y conductual

·        El ambiental tiene que ver con la exposición temprana y adecuada a los estímulos que puede ofrecer tanto su hábitat actual como uno futuro. Con esto nos referimos a que, por ejemplo, si un perro se cría en el campo y nunca tuvo contacto con la ciudad, probablemente le cueste adaptarse a ella o incluso no lo logre en el caso que le tocara vivir allí. (Habituación)

·        El social: Los perros tienen que aprender a que en el mundo que les toca vivir puedan encontrarse con diferentes tipos de personas y animales. Es muy importante exponerlos  a otros animales y personas: niños, adolescentes, adultos y adultos mayores. También a las diferentes herramientas que pueden ayudar a una persona a desplazarse: sillas de ruedas, muletas, bastones, bicicletas, patinetas, rollers, entre otras.

·        El Comportamiento: En este caso lo básico sería que todos los perros aprendan conductas sencillas pero de gran utilidad como ser: el sentado, el echado, el llamado y caminar al lado. Luego dependiendo de cada dueño de poder enseñarle lo que crea pertinente a su estilo de vida.

Estos primeros aprendizajes, los de habituación y sociabilización son muy importantes de hacer, sobre todo en la etapa donde son más permeables (cachorros), entre los 2 y los 4 meses de edad. Y continuarlo durante el primer año de edad de forma más cautelosa, ya que alrededor de los 7 meses aparece la emoción de miedo y el perro se vuelve un poco más asustadizo.

Es nuestra responsabilidad brindarle y acompañar a nuestros perros a adquirir favorablemente las herramientas para que pueda estar en armonía con el ambiente, y no someterlo a una vida en la que, un perro pueda tener miedo a otros perros. No dedicarle tiempo y compromiso a este aspecto provocamos el deterioro de la calidad de vida de ese perro, porque cada vez que salga, seguramente se cruce con muchos perros.

CUIDADO EMOCIONAL

Los perros son animales sociales por lo tanto su entorno debe ayudarlos a realizarse como tales. Dentro de una manada los perros tienen un rol social que necesitan cumplir no solo por el bien individual y grupal de conseguir alimento, protección, etc. sino también porque cumplir con ese rol les va a hacer sentirse bien.

G)      Qué es la comunicación Canina

La comunicación canina es la capacidad de trasmitir mensajes con la información necesaria para lograr la convivencia y la supervivencia de la manada. A través de posturas corporales, sonidos y olores, manifiestan sus estados emocionales, necesidades, jerarquía, etc.

Parte de esta comunicación viene pre-programada y otra es aprendida.

Entre las señales que vienen pre-programadas podemos encontrar:

·        Señales afiliativas: Son mensajes que el perro trasmite para realizar una interacción social saludable y son de acercamiento.

·       Señales de apaciguamiento: Son mensajes que trasmite para demostrar que siente algún tipo de exceso y que intenta tranquilizar al otro.

·       Señales de amenaza: Son mensajes que trasmite el perro cuando siente enfado.

·       Señales ambiguas: Son mensajes que perdieron su significado real.

Las señales aprendidas van a ser todas aquellas que el perro aprenda para poder manejarse es su entorno. Y son importantes de conocer porque es necesario saber cómo se comunican e interactúan entre sus pares y con los humanos. La comunicación canina es fundamental para poder aplicarla de forma adecuada en la construcción del vínculo, cuanto más efectiva y fluida sea la comunicación mayor será el bienestar de ambos.

LOS PASEOS Y EL BIENESTAR

Primero tenemos que aclarar algo, una cosa es el paso sanitario y otra el paseo para que el perro realmente se pueda desarrollar como tal. Por lo tanto un perro necesita tener una salida que sea exclusiva para él. Pero para ambos paseos se necesita de algunos elementos que son de seguridad e higiene:

·       Collar y correa para poder sujetar al perro.

·       Identificación

·       Bolsitas: Para levantar las heces.

“Como dijimos al principio, nuestro puntos de vista sobre la tenencia responsable está en el vínculo entre el perro y su dueño y para que éste vínculo sea placentero y  no lo contrario, depende del equilibrio de la satisfacción de las necesidades básicas del perro. Se necesitamos un gran compromiso de su parte, sobre todo en el primer año de vida, para que realmente el deseo de tener una mascota se vuelva una experiencia positiva y única.

Además queremos remarcar que el principal recurso que uno necesita para lograr este vínculo armonioso es el tiempo de invertir en otro ser vivo que, como tal, también siente y sufre. Por lo tanto, si carecemos de tiempo no hagamos sufrir a quien supuestamente le viene a cumplir un deseo, seamos autocríticos y justos.

Compartamos y promovamos juntos una sana Tenencia Responsable”.

About the author

Related Posts